Pastora y Heroína

A los 17 años pude volver a casa, con la familia, y trabajé para mis hermanos. Conocí a un hombre bueno, 10 años mayor que yo, nos enamoramos y nos casamos. Yo tenía 19 años y para mí fue una liberación. Tuvimos cuatro hijos; uno de ellos se nos murió con tres meses. Trabajamos muy duro, en el campo y con el ganado.

Sembrando Esperanza (Sembrando Palabras)

Corría el año en que el mundo, confuso y cabizbajo, se apeó en la estación central de una ciudad cualquiera. Un enorme cartel indicaba el número de su andén de parada: veinte-veinte.

Pasión en Movimiento

En su cabeza se enrosca
una serpiente amarilla,
y va soñando en el baile
con galanes de otros días.

¡Niñas, corred las cortinas!

El Tiempo Pasa

Solemos quejarnos de lo rápido que pasa el tiempo, sin embargo no nos damos cuenta de lo agradable e importante que es sentir que el tiempo pasa y que mientras pasa, pasan muchas cosas. Los cambios que percibimos en las estaciones es un claro ejemplo de ello.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar