El Verde – Capítulo 1

El edificio «El verde» de Chueca tiene una particularidad: ese edificio es habitado exclusivamente por mujeres, por mujeres lesbianas y cada una nos tiene algo que contar.

En la planta 1 – A vive Luz. Luz tiene el sexo apagado desde hace 8 años, hace 8 años que no besa una boca, hace 8 años que no la desvisten, hace 8 años  le rompieron el corazón y desde entonces no encuentra los pedazos y se niega a sí misma a volver a sentir.

Yuri vive en el 1-B es motera y carpintera, una de sus compañeras de aventuras moteras la invito a comer y ahí conoció a Lucía la madre de su amiga, una mujer casada con el deseo homosexual contenido. Lleva casada más de 25 años con el padre de Ana (su amiga motera) pero Yuri y Lucía barnizan la  comida con miradas y pequeños gestos que empezarán a quemar.

Si seguimos subiendo este edificio llegamos al piso 2.

En la planta 2– A vive Abril. Y aunque su nombre suena a primavera su sobrepeso la tiene sumergida en un invierno eterno, el frío de su propio desprecio cuando se mira al espejo hace que se cubra siempre, que se cubra toda, siempre de negro. Beatriz, su pareja, lo sabe pero no sabe cómo ayudarla a sanar; llevan 4 años juntas. Beatriz ama a Abril y Abril ha descubierto que no se ama a sí misma, entonces en un intento por escapar de sí y dormir tan profundo que no recuerde su peso, Abril toma cada noche dos copas de vino y una pastilla de Lorazepam, ella sabe que esas dos sustancias no deberían bailar juntas, pero la canción de su insatisfacción suena a todas horas y ella necesita dormir.

En la planta 2- B vive María. María ama a los animales, tiene 5 perros y dos gatos y otros dos gatos más que están en adopción. María preocupa a sus vecinas porque no parece mostrar por los seres humanos el mismo amor y empatía que muestra por los animales; quizá María entendió que el amor ladra, que la intuición maúlla y no sabe cómo abrazar.

Seguimos subiendo en este verde y lésbico edificio.

En la planta 3- A vive Teresa. Teresa es hermosa, como las flores que vende y las flores que tiene en el balcón de su casa. Teresa está enamorada de una mujer que no vive en su edificio, que no valora sus pétalos, que va y viene de su jardín; quizá porque Antonieta no es flor, es colibrí.

En la planta 3-B vive Adela, quien se ha mudado recientemente, aún no le han puesto internet, aún no conoce a sus vecinas. Adela se la pasa más en la cafetería de enfrente por el internet y el bizcocho de chocolate que Antonio, el amable cajero, le regala cada tanto.

En la planta 4- A vive Isabel. Isabel tiene una hija venida de un matrimonio arreglado por la inocencia y la ignorancia cuando ella tenía 18 años. Isabel ya tiene 50 y no ha tocado una mujer pero sabe que es lesbiana, sin embargo los prejuicios de su época siguen en su mente siempre al asecho para destruir cualquier intento de relación, Isabel ha descubierto Tinder en el móvil de su hija, quizá la distancia que ofrece una aplicación digital sea lo que necesite para vencer sus miedos y avanzar

En el mismo piso 4-B vive Adriana, una pianista que viaja constantemente por sus conciertos, sin embargo le ha dado permiso a Daniela, una gran amiga que tras su divorcio ha decidido mudarse a Madrid, para que habite el piso a la espera de Adriana que aún le queda una semana de estancia en Miami y aunque Daniela no es lesbiana debe guardar muy bien el secreto de su heterosexualidad ya que una de las normas del edificio es que sus inquilinas sean todas gay.

El Verde – Capítulo 2

Yuri se acerca, la toma por la cintura y la besa, Lucía se agita, la taquicardia la traiciona, se deja en el beso y besa ella también, besa y besa mucho a Yuri. Se agarra de su chaqueta, de su valentía, de su coraje, la vida entera, como en la muerte, le pasó mientras la besaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar